La época en la que tenías que ir directo hasta el counter de la aerolínea en el aeropuerto para comprar un tiquete aéreo es historia. Hoy en día, gracias a internet, puedes comprar prácticamente lo que sea sin necesidad de salir de tu casa. Basta con tener una cuenta bancaria o una tarjeta de crédito para que puedas hacer tus compras desde la comodidad de tu hogar. 
 
No obstante, a pesar de las bondades del Internet, todavía existen algunos riesgos a la hora de comprar en línea. Estos riesgos están relacionados con el robo de información, la suplantación de identidad y las estafas. La buena noticia es que todo esto se puede prevenir fácilmente, y hoy en Viajala te vamos a contar cómo. 

Tips de seguridad para comprar pasajes por internet

Aunque hoy en día la seguridad para las compras en línea es cada vez más avanzada, a través de pequeñas acciones tú como usuario puedes ayudar a que el proceso de compra no tenga ningún inconveniente, y sobre todo a protegerte a ti mismo contra cualquier intento de robo. Para ello debes procurar:

1- No uses computadores ajenos ni redes de wifi abiertas

Si definitivamente no puedes usar un computador propio, asegúrate de comprar en modo incógnito. De esta manera evitas que tus datos queden guardados en la memoria del navegador. Por otro lado, las redes abiertas  de wifi son el escenario perfecto para que hackers y ciberdelincuentes obtengan paquetes de información importantes como datos de tarjetas de crédito y demás. Así que asegúrate de estar en una red privada y segura. 

2- Toma capturas de pantalla de todo el proceso 

Esta es una práctica que deberías hacer en cualquier tipo de compra que hagas en línea. Las capturas de pantalla son el soporte que vas a necesitar en caso de que tengas que hacer una reclamación por cobros mal hechos o cambios en tu itinerario. Asegúrate de conservarlas hasta que estés seguro de que la compra fue exitosa. 

3- Revisa constantemente los movimientos de tu tarjeta de crédito

Después de hacer varias compras online, revisa que todos los cargos de tu cuenta sean conocidos y los tengas controlados. Si alguno te resulta sospechoso, ponte en contacto con tu banco inmediatamente, ya que quizás hayas sido víctima de un robo de identidad.

4- Comprar sólo en páginas confiables

En internet hay millones de páginas que ofrecen pasajes aéreos, así mismo, hay otras miles que aprovechan para engañar a personas ofreciendo precios increíbles que al final resultan ser mentira, o que terminan por cobrar más de lo que debían. 
 
Para evitar esto, trata de comprar únicamente en páginas recomendadas por amigos y familiares o que ya conozcas. 
 
Si estás frente a una página completamente nueva, primero investiga un poco sobre ella, lee comentarios y reseñas de otros viajeros para darte una idea de si es confiable o no. Todo esto lo puedes encontrar muy fácil en Internet, basta con googlear el nombre de la agencia y listo. 

5- Asegúrate de que la url de la página comience con “https

El https es un protocolo de seguridad que le indica a los usuarios que la información intrudicida en la página no puede ser rastreada por terceros, y que por lo tanto va a estar segura. Esto es muy importante porque de esta manera evitas los ladrones de información obtengan los datos de tu tarjeta de crédito para clonarla y hacer compras en tu nombre. 

6- Investiga cómo es el servicio al cliente de la página 

Cuando compramos pasajes aéreos es muy común querer hacer cambios de última hora. Cuando la página tiene un buen servicio al cliente, basta con hacer una llamada telefónica o enviar un email para lograrlo, pero existen muchas páginas que no tienen un área encargada de atender a los usuarios, por lo que al momento de algún cambio o de alguna reclamación simplemente no hay con quien comunicarse, lo cual es bastante molesto y frustrante para el viajero. 
 
Para evitar esto, antes de comprar evalúa la atención al cliente de la página enviando un mensaje o haciendo una llamada. Si recibes respuesta oportuna, puedes continuar sin problema, si fue prácticamente imposible la comunicación mejor evita comprar allí. 
 
De igual manera, intenta comprar únicamente en página locales, ya que muchas veces para comunicarte con las páginas internacionales debes hacer llamadas de larga distancia o saber otro idioma. Y si el servicio es de mala calidad, te vas a sentir mucho peor.