Actualmente el turismo en Ecuador es una de sus más grandes fuentes de ingresos, que año a año se fortalece con la llegada masiva de turistas de todas partes del mundo. Muchos de esos turistas pisan el país con la ilusión de conocer y disfrutar las tan anheladas Islas Galápagos, cuya belleza ha atravesado fronteras y convoca a más y más viajeros amantes del agua salada. Pero, los destinos naturales de Ecuador son más que solo islas paradisíacas en la región insular. 
 
 
Tan solo el 45% del territorio está compuesto por la selva amazónica, cuya cantidad de especies animales y vegetales es inigualable. La cordillera de Los Andes, en la región andina, atraviesa todo el país con sus más de 30 volcanes con alturas que van desde los 1.500 a los 6.310 metros sobre el nivel del mar. Y la costa pacífica encierra hermosas playas, bosques tropicales secos y llanuras fértiles que conforman un paisaje sin igual. 
 
Parques naturales, áreas protegidas, lagos, senderos, bosques, selvas; los fanáticos del ecoturismo encontrarán en Ecuador un paraíso con una riqueza natural incomparable. Y aunque la playa ocupa el lugar número uno en la lista de deseos de los viajeros, cada región ecuatoriana posee lugares encantadores que vale la pena visitar, conocer y admirar. 
 
Así que, si buscas un poco de inspiración para empezar a recorrer Ecuador más allá de las Galápagos, este conteo podría darte unas cuantas ideas. 

1- Parque Nacional Cotopaxi, Región Andes

 
El Parque Nacional Cotopaxi es un área protegida situada en el límite de las provincias de Pichincha y de Cotopaxi, que alberga en su espacio al famoso nevado Volcán Cotopaxi. El parque está ubicado a menos de dos horas en auto desde Quito. Sus campos son ideales para los amantes del aire libre y la aventura, pues ofrece ilimitadas opciones para escalar, hacer trekking, montar a caballo o simplemente relajarse en una de las haciendas cercanas.

2- Mindo, Región Andes

Los amantes de las aves encontrarán en Mindo, un pueblo ubicado al norte del país, un verdadero paraíso para observarlas. Y es que, de las 1.600 especies de aves que habitan el territorio ecuatoriano, la tercera parte se encuentra en el bosque protector Mindo-Nambillo. 
 
Mindo está ubicado a unas 2 horas aproximadamente de la capital. Para llegar es necesario viajar hasta Quito y desde ahí tomar un bus desde la Terminal Terrestre Norte, que sale todos los días y te lleva directo al pueblo. 
 
En cuanto a la temporada para visitar Mindo, lo mejor es ir entre diciembre y enero, ya que durante estos meses se realiza el famoso Conteo Navideño, un evento en donde se puede disfrutar del avistamiento de aves y en el que participan países de todo el mundo.

3- Isla Santay, Región Pacífico

 
La Isla Santay es una isla ecuatoriana que comprende unas 2.179 hectáreas y que está  ubicada en el río Guayas, a 800 metros de distancia de la ciudad de Guayaquil. Esta isla es una de las mejores opciones de los guayaquileños y sus visitantes, para pasar un rato ameno rodeado de naturaleza. Su ingreso es completamente gratuito, lo único que tiene costo es el servicio de restaurante. 
 
Para llegar a la Isla Santay se debe viajar en lancha desde el malecón de Guayaquil, exactamente desde el muelle junto al Yacht Club Naval. El costo del viaje ida y vuelta es de aproximadamente USD $4 adultos y USD $2 niños. La isla está abierta al público de viernes a domingo de 09:00 a 17:00.

4- Montañita, Región Pacífico

Montañita es un balneario de inmensas olas rodeado de cerros y vegetación al pie del mar. Se le considera uno de los lugares más turísticos del país por sus hermosos paisajes, por su ambiente juvenil y por la posibilidad de practicar surf. Hecho que la hace parte del listado de los mejores destinos turísticos a nivel mundial para practicar este deporte.  
 
 
Pero en Montañita no todo es surf, también es posible practicar buceo, pararapente, avistar ballenas jorobadas y fotografiar paisajes. 
 
Llegar a Montañita es bastante sencillo. Sólo debes tomar un bus desde Guayaquil, y en 2 horas y media habrás llegado. Si estás en Quito y prefieres viajar por carretera, el trayecto dura unas 9 horas aproximadamente. 
 
La mejor época para visitar Montañita es en definitiva durante el verano que va de diciembre a mayo. Ya que el sol es permanente y la temperatura alcanza los 27ºC. 

5- Parque Nacional Sumaco Napo Galeras, Región Amazonía

El Parque Nacional Sumaco Napo Galeras, es un área protegida situada en la provincia de Napo y la provincia de Orellana al nororiente del país. Se le considera un refugio natural porque posee una gran diversidad de ecosistemas, especies de flora y fauna, rasgos geológicos y hábitats muy importantes para la ciencia y la educación. 
 
Geográficamente la región está constituida por un macizo volcánico de tres cumbres: el volcán Sumaco y los Cerros Negro y Pan de Azúcar; en los cuales se pueden hacer expediciones y caminatas para recorrerlos y admirar el paisaje. 
 
Esta región es una de las zonas de mayor diversidad biológica del Ecuador y una de las pocas áreas del mundo que reúne, en un espacio reducido, una gran variedad de formaciones vegetales o zonas de vida, que van desde el páramo andino hasta la llanura amazónica.

6- Yasuní, Región Amazonía 

 
En el centro oriente de la región amazónica, entre las provincias Orellana y Pastaza, se encuentra ubicado el Parque Nacional Yasuní, el cual alberga un importante patrimonio natural y cultural en sus más de un millón de hectáreas. Se le considera uno de los lugares más biodiversos del planeta debido a una combinación de factores geográficos, geológicos y meteorológicos que afectan directamente sus selvas y que ofrecen las condiciones necesarias para un desarrollo más vasto y complejo de la vida. 
 
Actualmente el Parque cuenta con 103 guías locales, 12 operadoras turísticas con Patente, un manual de operaciones turísticas y plan de manejo de visitantes. 
 
En Yasuní podrás acampar, hacer caminatas ecológicas, avistar aves, disfrutar del paisaje y mucho más. Para llegar al parque lo mejor es contratar un operador turístico autorizado, ya que el camino puede ser un poco largo y tedioso.