Cada viajero tiene una personalidad que se deja ver en sus viajes. Algunos son más extrovertidos y viajan para hacer amigos, otros son más aventureros, y prefieren practicar deportes extremos en entornos hostiles.  
 
Por el momento, con la propagación del Coronavirus y las recomendaciones de aislamiento, todos los viajeros se encuentran en una situación similar: encerrados en casa. Pero cada uno enfrenta la cuarentena de una manera diferente y, a menudo, el deseo de salir, ver a otras personas y hacer algo diferente, puede ser desesperado.
 
Entonces, ¿cómo pasar el tiempo, si tenemos que quedarnos en casa? Intentamos ayudar con algunos consejos basados en la personalidad de cada tipo de viajero.

Viajero aventurero

Un viajero aventurero constantemente está en busca de adrenalina y de emociones fuertes, por lo que el encierro puede ser algo desesperante. Aunque es difícil simular un ambiente de aventura dentro de la casa, todavía hay algunas formas de calmar un poco ese deseo de emociones tan característico de ese tipo de viajero.
 

¿Cómo lidiar con el aislamiento?

Puedes comenzar haciendo una lista de películas o documentales de aventura disponibles en plataformas digitales y planear tus futuros viajes inspirados en ellos. Como cada aventurero generalmente desafía su propio cuerpo (después de todo, nadie escala una montaña sin preparación física), otro consejo puede ser hacer un plan de ejercicios con guía en línea, imponiendo nuevos desafíos siempre que sea posible.

Viajero sociable

El viajero sociable es al que le gusta conversar con la gente que vive en el destino, el que prefiere compartir habitación en un hostal para conocer a otros viajeros y, básicamente, el que hace amigos hasta en la fila del supermercado. 
 

¿Cómo lidiar con el aislamiento? 

Al extrovertido le hace falta el contacto con el otro y la convivencia; las dos grandes prohibiciones de esta cuarentena.
 
Un consejo para lidiar con estos días, es hacer video llamadas con amigos que hayas hecho en el último viaje (y con los amigos que viajan de ese amigo), para que se convierta en un chat multicultural y una oportunidad para conocer gente nueva.
 
Otra idea es comenzar a organizar un viaje futuro y conectarse con personas que viven en allí. 

Viajero de negocios

Es el ejecutivo el que está más acostumbrado a viajar más por trabajo que por vacaciones. Sin embargo, no es lo mismo trabajar en un café o un coworking de una ciudad nueva, que en la sala de la casa. 
 

¿Cómo lidiar con el aislamiento?

El mejor consejo para este viajero es convertir un espacio de la casa en una oficina real, algo que se puede hacer con una silla cómoda, una mesa con material de trabajo, un calendario, una botella de agua o una taza de café. Esto es esencial ya que trabajar cada día en una habitación diferente o levantarse en todo momento para buscar algo fuera del espacio de la oficina (un bolígrafo, un cuaderno, un vaso de agua) puede afectar la concentración.

Viajero ecoturista

¿Te gusta ver animales, pero no en zoológicos y acuarios, sino en sus hábitats naturales? ¿Te gustan las playas rodeadas de bosque nativo? Entonces eres un caso claro de un viajero ecoturista.
 

¿Cómo lidiar con el aislamiento?

Este puede ser un momento para pensar sembrar una planta. Contrario a lo que muchos piensan, las plantas son una muy buena compañía. No, no hablan, al menos no con la voz. Pero se comunican a través de los botones florales, el color de las hojas, el nacimiento de nuevos retoños. 
 
¡Es un error pensar que no requieren afecto y dedicación! Cada planta es diferente y necesita una cantidad ideal de luz, sol, agua y calor; y cuando los observamos, comenzamos a entender lo que necesitan. Por lo tanto, las plantas son una gran distracción, alivian la ansiedad y dejan la casa más verde.

Viajero foodie

Es el típico "entusiasta", que piensa que la esencia de cualquier destino está en las comidas típicas y sus ingredientes. Tiene un paladar muy amplio y no tiene miedo de probar diferentes sabores.
 

¿Cómo lidiar con el aislamiento? 

La mejor manera de viajar a través de los sabores típicos del mundo sin salir de casa es aventurarse en la cocina. Cocinar es muy bueno durante la cuarentena, ya que requiere concentración, lo que reduce la ansiedad por las malas noticias, para enfocarse solo en la receta.
 
Para hacer esto, puedes hacer un menú semanal con platos de varios países para organizar la compra de ingredientes y busque comida paso a paso en Internet. Si no estás acostumbrado a cocinar comienza con recetas simples, con los ingredientes que tienes en casa, y luego sube de nivel. 

Viajero de lujo

Para este tipo de viajero, la definición de relax es tumbarse en la reposera, junto al mar o en la piscina del hotel, con una bebida en la mano y un buen SPA a solo unos pasos. 
 

¿Cómo lidiar con el aislamiento?

Cuidarse es una excelente manera de aliviar el estrés y la ansiedad que sentimos en este momento de cuarentena. Aquellos que gustan de un ambiente relajante pueden crear esto en casa, con un plan de pequeñas actividades para sentir energías renovadas a diario: puede ser con exfoliación facial, automasaje en los pies, velas aromáticas, una sesión de meditación en línea etc.

Viajero cultural

Museos, iglesias, monumentos arquitectónicos, ruinas, edificios históricos... para el viajero cultural, esta es la gracia de salir de casa: absorber todo el conocimiento posible del destino.
 

¿Cómo lidiar con el aislamiento? 

Afortunadamente hay muchas opciones para aprender, observar y estudiar en Internet, de manera gratuita en tiempos de cuarentena. Varios museos de todo el mundo ofrecen recorridos en línea, con vistas de 360 grados y experiencias interactivas con las salas y obras.
 
Otra idea es aprovechar este tiempo para estudiar otros idiomas en plataformas gratuitas, como Duolingo, o en algunos cursos universitarios en línea, que se ofrecen de forma gratuita.